Economía solidaria

moda re-

Gestión integral de la ropa usada: recogida, clasificación, reutilización, reciclaje, donación social y venta.

Moda re-

En Moda-re realizamos la gestión integral de la ropa usada (recogida, clasificación, reutilización, reciclaje, donación social y venta), mediante la recogida de ropa y calzado de segunda mano en contenedores, la gestión de esta ropa y calzado en plantas integrales de gestión de residuos y la posterior creación y promoción de tiendas de ropa de segunda mano.  

Reciclado

  • En España, cada año 990.000 toneladas de textil va a parar a los vertederos.
  • 44.278 toneladas de ropa recogida. Supone el 42% del residuo textil en nuestro país.
  • Más de 600.000 prendas donadas.
  • 403.815.360 metros cúbicos de agua ahorrados al planeta.
  • 2.922.348 toneladas de emisiones de CO2 ahorradas.

Impacto social

  • 993 puestos de trabajo, 498 de los cuales son empleos de personas en exclusión social.
  • 80 socios – 41 empresas de inserción y cooperativas.

Nuestra red

  • 711 convenios institucionales.
  • 40 puntos de recepción de ropa y 3 plantas industriales de tratamiento situadas en Bilbao, Valencia y Barcelona.
  • 6.147 contenedores en vía pública en 1.491 municipios españoles (31% de los contenedores totales en la vía pública de España).
  • Cerca de 100 tiendas moda re- en el país (44 % de las tiendas de reutilización textil en España).

Apoya Moda re-, apoya nuestros objetivos

El principal objetivo del proyecto es la persona y el fin social, por lo que en él participan personas del programa de inserción social de Cáritas, entre otras.

Además de dar empleo a colectivos en situación de exclusión social (acompañándolas en un proceso de inserción personalizado, permite que las personas se empoderen en oficios de transporte, clasificación industrial y atención al cliente) y dignificar la forma de recibir la ropa de quienes la necesitan, moda re- está vinculada al cuidado del medio ambiente, al promover el aprovechamiento máximo de todas las materias primas, así como el consumo sostenible y responsable.

Esto cobra especial relevancia en el contexto actual, en el que la industria textil es la segunda más contaminante del planeta.