Cooperación Internacional

La Dimensión Universal de la Caridad

Cáritas reafirma la Dimensión Universal de la Caridad que no conoce fronteras y llega a las personas más empobrecidas del planeta, siempre a través de las Iglesias locales y las Cáritas hermanas con las que trabajamos. Para ello, Cáritas Española trabaja en red, como parte de la confederación internacional, compuesta por 165 organizaciones nacionales.

Principios básicos de la acción:

Dignidad, Derechos, Igualdad, Reciprocidad, Interculturalidad y Participación.

DONAR

Nuestras líneas de trabajo

 

Derecho a la alimentación

Nuestro gran reto es trabajar con determinación y de manera muy activa para asegurar que todas las personas, especialmente las más empobrecidas, tengan acceso a una alimentación sana, nutritiva y suficiente. Trabajando para poner fin a todas las formas de malnutrición e incrementar la resiliencia de las comunidades, de manera que el derecho a la alimentación sea una realidad para las personas más vulnerables y excluidas.

  • Impulsamos la agricultura a pequeña escala.
  • Damos el mayor protagonismo al liderazgo de las mujeres como agentes de desarrollo de las comunidades locales.
  • Centramos nuestros objetivos en la consolidación de un buen sistema de mercados agrícolas.
  • Desarrollamos acciones de incidencia social y política que fortalezcan el diálogo entre la sociedad civil y los gobiernos.

EL DERECHO A LA ALIMENTACIÓN, EJE EN LA ACCIÓN DE CÁRITAS

 

Cultura de paz

Cáritas cree en la necesidad de promover sociedades pacíficas basadas en el respeto de los Derechos Humanos y el Estado de Derecho, en una gestión pública de calidad a todos los niveles, y unas instituciones eficaces e inclusivas que garanticen la transparencia y la rendición de cuentas.

A través de proyectos y programas que responden a realidades de pobreza, exclusión social, violencia, maltrato, explotación, trata, desigualdad en el acceso a la justicia, Cáritas contribuye a la construcción de la paz. Apoyamos a la sociedad civil fortaleciendo las capacidades de los defensores de DDHH y de las organizaciones.

 

Cuidado de la creación

Cáritas trabaja desde un enfoque integral del cuidado de la creación, que considera que la crisis ambiental está ligada a la crisis social y al padecimiento de las personas más pobres. Buscamos propiciar un cambio en los modos de vivir y en las decisiones políticas para impulsar una sociedad solidaria y un planeta habitable para todos los pueblos, no solo hoy, sino pensando en el mañana y en las generaciones futuras.

Por y para ello, Cáritas está presente en diversos países para preservar la tierra y el agua y defender la supervivencia de las comunidades indígenas y campesinas. Formamos parte de la iniciativa Enlázate por la Justicia con la campaña “Si cuidas el planeta, combates la pobreza”.

 

Acción humanitaria

Nuestro modelo de intervención, basado en el fortalecimiento de las capacidades locales, tiene unas señas de identidad propias:

  • Caridad cristiana: pone en el centro la justicia y el acceso de las víctimas al derecho a una acción humanitaria orientada a aliviar el sufrimiento, garantizar su subsistencia, proteger sus derechos fundamentales y defender su dignidad.
  • Subsidiariedad: fortaleciendo la autonomía de la Iglesia local, sus decisiones y capacidades.
  • Fraternidad: respeto mutuo y colaboración entre las diferentes Cáritas y la Iglesia local.
  • Resultados: velando por la eficacia, eficiencia y transparencia en nuestra gestión.
  • Trabajamos en el marco de la respuesta inmediata a las emergencias, pero también dentro de las fases de pre-emergencia (apoyando la preparación y el fortalecimiento institucional de nuestros socios locales) y de post-emergencia (en lo referente a actividades de reconstrucción, rehabilitación y recuperación de medios de vida).

 

Movilidad humana

Defendemos los derechos y la dignidad de las personas migrantes y refugiadas en todo el mundo, la casa común. La migración global es un gran desafío para el mundo actual y una prioridad para la Iglesia católica. Cáritas trabaja en la red Migrantes con Derechos. Nuestras principales líneas se centran:

  • Acoger: la migración debe ser un proceso ordenado que respete las leyes de cada país involucrado.
  • Proteger: el derecho a la vida no puede depender del estatus legal de una persona.
  • Promover: el desarrollo humano integral de las personas migrantes y refugiadas debe ser garantizado junto con el de los residentes locales.
  • Integrar: el encuentro de culturas diferentes es una fuente de enriquecimiento mutuo, ya que la inclusión y la participación contribuyen al desarrollo de la sociedad.

¿Dónde estamos presentes?

 

América Latina

Nuestra prioridad en América Latina se centra en la atención a las poblaciones más vulnerables (campesinos, comunidades afrodescendientes, indígenas,…) en una región en que la brecha de la desigualdad es cada vez más amplia. Trabajamos en 20 países distinguiendo cuatro zonas, CAMEX (Centroamérica y México), Caribe, Zona Bolivariana y Zona Sur.

Las intervenciones van encaminadas a la defensa de los derechos humanos en términos de seguridad alimentaria, movilidad de las personas, ayuda humanitaria, y también en construcción de paz, gobernabilidad democrática e iniciativas de economía social y solidaria.

Norte de África

Estamos presentes en Mauritania y Marruecos, apoyando procesos de fortalecimiento comunitario en zonas rurales, empoderando a la sociedad civil e incidiendo en el acceso a derechos básicos de las poblaciones desfavorecidas.

También trabajamos por la garantía de derechos de las personas en movilidad, que se encuentran en esta región dentro de su proceso migratorio, sea origen, tránsito o destino.

Medio Oriente

Tenemos presencia en Palestina, Siria, Irak, Jordania y Líbano. Priorizamos la atención a las poblaciones vulnerables afectadas por el conflicto en Siria, ya sea dentro del país o en los países de acogida.

Además, promovemos y acompañamos iniciativas que garanticen el ejercicio de los derechos básicos de la población, por ejemplo, el acceso a la salud.

Asia

Desarrollamos proyectos en Filipinas, Bangladesh, Camboya y Tailandia. Apoyamos estrategias de resiliencia en las comunidades vulnerables para minimizar los efectos del cambio climático, centradas en la prevención de riesgos de desastres y la organización comunitaria, con especial atención a poblaciones indígenas, y a la garantía de sus derechos.

Llevamos a cabo acciones de ayuda humanitaria para las víctimas de los desastres naturales. Ponemos especial atención en las poblaciones en movilidad y su acceso a derechos básicos.

Europa

Colaboramos con las Cáritas de Armenia, Ucrania, Turquía, Grecia y Balcanes apoyando su fortalecimiento institucional para que garanticen los derechos básicos de las personas vulnerables.

Apoyamos a las personas que se desplazan forzosamente, sobre todo por razones de conflictos bélicos.

África

Trabajamos especialmente con las mujeres de las comunidades rurales en la región del Sahel (Senegal, Burkina Faso, Malí, Níger y Chad), favoreciendo el desarrollo agrícola, la construcción de paz (procesos electorales) y la respuesta ante las emergencias.

Junto a las comunidades locales abordamos el desarrollo agrícola en la región de Cuerno de África (Kenia, Etiopia). En Grandes Lagos (República Democrática del Congo, Burundi y Ruanda), Sudán del Sur y Sudán centramos nuestra participación en la respuesta a las emergencias y proyectos de protección y construcción de paz.
En Mozambique se combaten los problemas originados por la sequía.

Trasversalmente se acompaña el desarrollo organizacional y el fortalecimiento de capacidades de las Cáritas africanas.

Nuestros proyectos

Conoce algunos proyectos que hemos llevado a cabo en las distintas zonas geográficas.

Recursos invertidos en proyectos de cooperación

¿Quieres colaborar con cooperación internacional?

Ayúdanos a estar donde más nos necesitan.