Conoce Cáritas Diocesana de Zamora

Cáritas Diocesana de Zamora es el organismo oficial de la Iglesia para promover la acción caritativa en la diócesis.

 Tiene por objeto la realización de la acción caritativa y social de la Iglesia en la Diócesis, así como promover, coordinar e instrumentar la comunicación cristiana de bienes en todas sus formas y ayudar a la promoción humana y al desarrollo integral de todas las personas.

Conoce más sobre nuestros fines, constitución y organización en el territorio.

¿Quiénes formamos Cáritas Diocesana de Zamora?

 

7 Arciprestazgos

Arciprestazgo de Zamora ciudad. Arciprestazgo de Benavente y Tierra de Campos. Arciprestazgo de Toro y Guareña. Arciprestazgo de El Pan, El Vino, Sayago y Aliste-Alba.

 

11.333 Personas atendidas

Constituyen el eje de la acción de Cáritas Diocesana de Zamora.

 

771 Personas voluntarias y colaboradores

Son el pilar fundamental de la acción de Cáritas Diocesana de Zamora.

 

332 Personas contratadas

Junto a nuestros voluntarios son los que están llamados a transformar la sociedad guiadas por el amor.

¿Quiénes formamos Cáritas Diocesana de Zamora?

  • 7 ARCIPRESTAZGOS. Arciprestazgo de Zamora ciudad, Arciprestazgo de Benavente y Tierra de Campos, Arciprestazgo de Toro y Guareña, Arciprestazgo de El Pan, El Vino, Sayago y Aliste-Alba.
  • 11.333 PERSONAS ATENDIDAS. Constituyen el eje de la acción de Cáritas Diocesana de Zamora. 
  • 762 PERSONAS VOLUNTARIAS Y COLABORADORES. Pilar fundamental en la acción de Cáritas Diocesana de Zamora. 
  • 300 CONTRATADOS. Junto con las personas voluntarias, están llamadas a transformar la sociedad guiadas por el amor. 

Misión

Promover el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos.

Misión

Promover el desarrollo integral de las personas y los pueblos, especialmente de los más pobres y excluidos.

Valores
  • Centralidad de la persona: La persona es el centro de nuestra acción. Defendemos su dignidad, reconocemos sus capacidades, impulsamos sus potencialidades y promovemos su integración y desarrollo.
  • Caridad: Es el fundamento de nuestra identidad y servicio, fuente inspiradora de nuestros valores.
  • Justicia: Trabajamos por la justicia y la transformación de las estructuras injustas como exigencia del reconocimiento de la dignidad de la persona y de sus derechos.
  • Verdad: La búsqueda de la verdad sobre el hombre y el mundo a la luz de la fe,fundamento y sentido de nuestro actuar.
  • Participación: Somos una organización abierta a la participación de nuestros agentes y de los destinatarios de nuestra acción social. Trabajamos en equipo favoreciendo la integración de los que formamos Cáritas.
  • Solidaridad: Nos caracterizan nuestro sentimiento de unión a los que sufren y nuestra convicción de igualdad y justicia. Promovemos la solidaridad que nos lleva a buscar el bien común y a trabajar por una comunidad inclusiva, que valora las diferencias como patrimonio común y enriquecedor.
  • Austeridad: Desde nuestro estilo de vida, ponemos nuestra voluntad en la utilización ética y coherente de los recursos.
  • Espíritu de mejora: Desarrollamos nuestra actividad buscando permanentemente mejorar y aplicar ideas innovadoras, siempre en beneficio de la persona, la comunidad y la sociedad en su conjunto.
  • Transparencia: Compartimos una cultura institucional basada en la ética y en la apertura de la información hacia todos los interesados en nuestra labor.
Visión

Ser testimonio del amor de Dios y de la fraternidad de la comunidad cristiana con todas las personas, en especial con las más empobrecidas y excluidas, optando por una sociedad más solidaria, justa y participativa. Desde el compromiso para:

  • Que la acción de Cáritas sea significativa en el desarrollo humano integral de los últimos y en la promoción de una sociedad inclusiva.
  • Ser referentes de solidaridad con los países más empobrecidos y el cuidado de la casa común.
  • La denuncia de las causas de la pobreza y exclusión, y la promoción de los derechos sociales.
  • Alcanzar una participación efectiva de la Comunidad Cristiana en la actividad de Caritas.
  • La promoción de la economía social y solidaria, como signo de un nuevo modelo económico más justo.

Valores

Caridad

Es el fundamento de nuestra identidad y servicio, fuente inspiradora de nuestros valores.

Centralidad de la persona

La persona es el centro de nuestra acción. Defendemos su dignidad, reconocemos sus capacidades, impulsamos sus potencialidades y promovemos su integración y desarrollo.

Verdad

La búsqueda de la verdad sobre el hombre y el mundo a la luz de la fe, fundamento y sentido de nuestro actuar.

Justicia

Trabajamos por la justicia y la transformación de las estructuras injustas como exigencia del reconocimiento de la dignidad de la persona y de sus derechos.

Participación

Somos una organización abierta a la participación de nuestros agentes y de los destinatarios de nuestra acción social. Trabajamos en equipo favoreciendo la integración de los que formamos Cáritas.

Solidaridad

Nos caracterizan nuestro sentimiento de unión a los que sufren y nuestra convicción de igualdad y justicia. Promovemos la solidaridad que nos lleva a buscar el bien común y a trabajar por una comunidad inclusiva, que valora las diferencias como patrimonio común y enriquecedor.

Austeridad

Desde nuestro estilo de vida, ponemos nuestra voluntad en la utilización ética y coherente de los recursos.

Espíritu de mejora

Desarrollamos nuestra actividad buscando permanentemente mejorar y aplicar ideas innovadoras, siempre en beneficio de la persona, la comunidad y la sociedad en su conjunto.

Transparencia

Compartimos una cultura institucional basada en la ética y en la apertura de la información hacia todos los interesados en nuestra labor.

Visión

Ser testimonio del amor de Dios y de la fraternidad de la comunidad cristiana con todas las personas, en especial con las más empobrecidas y excluidas, optando por una sociedad más solidaria, justa y participativa. Desde el compromiso para:

Que la acción de Cáritas sea significativa en el desarrollo humano integral de los últimos y en la promoción de una sociedad inclusiva.

Ser referentes de solidaridad con los países más empobrecidos y el cuidado de la casa común.

 

La denuncia de las causas de la pobreza y exclusión, y la promoción de los derechos sociales.

 

Alcanzar una participación efectiva de la Comunidad Cristiana en la actividad de Cáritas.

La promoción de la economía social y solidaria, como signo de un nuevo modelo económico más justo.

 

Nuestro modelo de Acción social

Trabajar desde las capacidades y las potencialidades acompañando procesos.

Nuestro modelo de acción opta por un método centrado en el acompañamiento a los procesos de crecimiento de las personas y de las comunidades, lo cual centra la atención en los «caminos» más que en las «metas».

Realizar acciones significativas.

Nuestras acciones tienen que surgir de motivaciones claras y estar impregnadas de valores alternativos que permitan traslucir su significado: la construcción de una sociedad inspirada en los valores evangélicos. Todas ellas deben ser «significativas», no se pueden agotar en sí mismas, sino que van más allá de sus pretensiones instrumentales dejando traslucir procesos de personalización, humanización y liberación.

Cauce de la acción de la comunidad eclesial.

Cuando Cáritas actúa no es ella quien lo hace, sino la Iglesia en su conjunto. Nuestro modelo opta porque nuestra acción sea cauce para el desarrollo del compromiso de toda la Iglesia con los pobres.

Acción integral.

Nuestro modelo de acción opta por una acción integral, consciente de que cuando actúa sobre una parte está afectando tanto al conjunto de la persona como de las comunidades, de las sociedades y de sus estructuras. Así, la acción social de Cáritas opta por la transformación de manera integral abarcando todas las dimensiones, acompañando personas, animando comunidades y haciendo anuncio y denuncia profética.

Trabajar desde las capacidades y las potencialidades acompañando procesos.

Nuestro modelo de acción opta por un método centrado en el acompañamiento a los procesos de crecimiento de las personas y de las comunidades, lo cual centra la atención en los «caminos» más que en las «metas».

Realizar acciones significativas.

Nuestras acciones tienen que surgir de motivaciones claras y estar impregnadas de valores alternativos que permitan traslucir su significado: la construcción de una sociedad inspirada en los valores evangélicos. Todas ellas deben ser «significativas», no se pueden agotar en sí mismas, sino que van más allá de sus pretensiones instrumentales dejando traslucir procesos de personalización, humanización y liberación.

Ser cauce de la acción de la comunidad eclesial.

Cuando Cáritas actúa no es ella quien lo hace, sino la Iglesia en su conjunto. Nuestro modelo opta porque nuestra acción sea cauce para el desarrollo del compromiso de toda la Iglesia con los pobres.

Acción integral.
 

Nuestro modelo de acción opta por una acción integral, consciente de que cuando actúa sobre una parte está afectando tanto al conjunto de la persona como de las comunidades, de las sociedades y de sus estructuras. Así, la acción social de Cáritas opta por la transformación de manera integral abarcando todas las dimensiones, acompañando personas, animando comunidades y haciendo anuncio y denuncia profética.

¿Cómo nos organizamos?

Cáritas Diocesana de Zamora está formada por:

 

 Cáritas Parroquiales

  • La Cáritas Parroquial es el organismo oficial para la acción caritativa y social de la parroquia. Para más información preguntar en las parroquias de cada pueblo.

Arciprestazgos

 

 

 Cáritas Interparroquiales

  • La Cáritas Parroquial es el organismo oficial para la acción caritativa y social de la parroquia.

Arciprestazgos

¿Cuál es nuestra estructura?


Delegado-Director
 

Vicario Episcopal para Asuntos Sociales, Delegado Episcopal y Director de Cáritas Diocesana de Zamora:

ANTONIO  JESÚS MARTÍN DE LERA Licenciado en Teología Bíblica por la Universidad Gregoriana de Roma, Licenciado en Teología y Filología Bíblica Trilingüe y Experto Universitario en Gestión de Entidades sin ánimo de lucro. Sacerdote desde 1988, párroco de Nuestra Señora de Lourdes. Actualmente además de  Delegado Episcopal y Director de Cáritas Diocesana de Zamora, es Presidente de Cáritas Autonómica de Castilla y León.

 

Equipo directivo 

Un poco de historia

La ayuda social americana 

A mediados de los años cincuenta, Cáritas gestionó la Ayuda Social Americana y fue conocida durante mucho tiempo por ese «reparto de leche americana». Es entonces cuando Cáritas toma conciencia de que su acción social debía tener sentido más allá de la distribución de dicha ayuda. Después de la II Guerra mundial, Cáritas realiza un amplio programa de actividades de promoción social y un intenso programa de sensibilización sobre la acogida de 20.000 niños abandonados en Austria y Alemania. Ya en los años 50 Cáritas comienza a poner bases de y para el futuro. En 1957 se crea la Sección Social de Cáritas (planificación y orientación de la acción social). Un año después, se funda el Centro de Estudios de Donantelogía aplicada y se publica la revista de Documentación Social. 

 

La promoción social comunitaria

 El 5 de Abril de 1965 Cáritas Diocesana de Zamora fue erigida canónicamente como Organismo Autónomo de Cáritas Española con propia personalidad, por Decreto Autónomo de Cáritas Española con propia personalidad, por Decreto Diocesano del Excmo. y Rvdmo. Sr Obispo de Zamora D. Emiliano Poveda Rodríguez. La finalidad de Cáritas Diocesana es promover, vivificar, completar y coordinar en el plano diocesano las Instituciones de Caridad, Beneficencia y Asistencia Social de la Iglesia en orden a socorrer, y ayudar, espiritual y materialmente al prójimo necesitado; y formar la conciencia de los católicos de la Diócesis en orden a la cristiana comunicación de bienes y al prestigio doctrinal y práctico de la caridad., conforme a su prelado y de Cáritas Nacional, promoviendo cuanto considere necesario para el cumplimiento de estos fines. 

 

Extendiendo derechos en época de crisis

A finales de los 70 y principios de los 80, Cáritas ya tiene conciencia y dimensiones de la pobreza (asistencia, promoción, denuncia y transformación de las causas). En 1980 el paro se proclama como programa prioritario de Cáritas (simposio de 1986: Abre caminos) y en 1984 se organizan unas jornadas críticas ante los cambios económicos (Crisis social y nuevas marginaciones). Esto y otras acciones pusieron de manifiesto la relación de la pobreza y la exclusión social con los derechos básicos. Las Cáritas Regionales ofrecen más servicios para aquellos que se encuentran eximidos de sus derechos como residencias de ancianos, centros para madres solteras y centros para drogadictos, entre otros. En 1987 se organiza el primer Congreso Hispano-Latinoamericano de Teología de la Caridad, consolidando los lazos de fraternidad con las Cáritas de América. 

 

 

Nuevas formas de exclusión

En 1991 en materia social se crean casas de acogida para enfermos de Sida. Durante la crisis del 1992-1994, publica el V Informe Foessa.
En 1998 publica Las condiciones de vida de la población pobre en España.
En 1998, Cáritas se une a Manos Unidas, CONFER y Justicia y Paz, para sensibilizar sobre la deuda externa.

Cáritas ante la crisis

La acción de Cáritas está marcada por la crisis económica, que aumenta el trabajo en la acogida y acompañamiento a un número cada vez más elevado de familias.
El Modelo de Acción Social sustenta el ser y el quehacer de Cáritas en el contexto local y global.
Simboliza la unidad entre identidad y acción, muestra el camino para encarnar la Buena Noticia en nuestro tiempo.

Implicados y comprometidos

Cáritas ha hecho propuestas políticas relativas a la protección social, la salud, la educación o el empleo; dirigidas a reducir el carácter hereditario de la pobreza y su cronificación. Prueba de ello es su trabajo sobre Garantía de Ingresos Mínimos.
Ha puesto de manifiesto  a través de la publicación de dos informes quinquenales FOESSA y de la serie anual Análisis y Perspectivas, la existencia de deficiencias estructurales de nuestro modelo.
Ha fomentado la participación de toda la comunidad.
El testimonio y el compromiso activo son la mejor vacuna contra la apatía.

Cáritas en España

Cáritas Española

Es una confederación de más de 160 miembros, que trabaja en las comunidades de base de casi todos los países del mundo. Somos Cáritas, tanto en pequeños grupos de voluntarios, como en algunas de las mayores organizaciones humanitarias de todo el mundo. Inspirados por la fe católica, Cáritas es la mano de la Iglesia, una mano que ayuda a los pobres, los vulnerables y los excluidos.

MÁS INFORMACIÓN

Cáritas en el mundo

Cáritas Internationalis

Es una confederación de más de 160 miembros, que trabaja en las comunidades de base de casi todos los países del mundo. Somos Cáritas, tanto en pequeños grupos de voluntarios, como en algunas de las mayores organizaciones humanitarias de todo el mundo. Inspirados por la fe católica, Cáritas es la mano de la Iglesia, una mano que ayuda a los pobres, los vulnerables y los excluidos.

Más información

Cáritas Europa

Es la red de organizaciones de Cáritas en el continente europeo. La fuerza unida de sus 49 miembros y su presencia en 46 países, hace de ella uno de los principales actores sociales en Europa.

Más información

¿Quieres colaborar con Cáritas Diocesana de Zamora?

Ayúdanos a estar donde más nos necesitan.