Cáritas Actúa

Una sola familia humana, alimentos para todos

Por primera vez en la historia somos capaces de producir alimentos necesarios para toda la Tierra. Aún así el hambre persiste y las causas se encuentran en la marginación de los pueblos, en la mala distribución de recursos y la anteposición de los intereses de los grandes mercados por delante de las necesidades básicas del ser humano.

 

Descargar

Reseña

El hambre es una situación histórica pero, por primera vez, hoy somos capaces de producir los alimentos necesarios para el doble de la población que alberga la Tierra. Entonces, la persistencia del hambre en el siglo XXI hay que buscarla en la exclusión y en la marginación de pueblos enteros, en una injusta distribución de los recursos y en las políticas agrarias y comerciales internacionales que anteponen los intereses de los grandes mercados a la satisfacción de las necesidades básicas del ser humano.
“Es necesario encontrar la manera de que todos puedan beneficiarse de los frutos de la tierra”