Noticia31 Julio 2019

Emergencia ébola: 6.200 voluntarios luchan contra la epidemia en las zonas afectadas

Cáritas ha establecido, además, 22 puntos de vigilancia de la frontera con Uganda y Sudán del Sur en Mahagi.

“La lucha contra el ébola debe darse en las comunidades más que en los hospitales, es a ellas a quienes hay que concienciar sobre la importancia de mantener las medidas higiénicas para evitar el contagio y la propagación de la enfermedad” afirma Alicia Fernández, técnico de Cáritas Española recién llegada de la R. D. del Congo. “No hay ningún otro actor local que pueda hacer lo que hace la Iglesia. Las razones –continua– son varias en primer lugar porque está implantada en la vida de las comunidades viviendo con ellos su día a día y por eso goza de la confianza, en segundo lugar porque desde el primer caso conocido está trabajando en la contención del brote”.

En la Diócesis de Goma, dónde ya se ha registrado un segundo caso, los esfuerzos se centran en localizar a las personas que han mantenido contacto y adoptar las medidas necesarias. El hecho de que la Iglesia congoleña disponga de estructuras sanitarias que son parte del Sistema Nacional de Salud hace que tanto las diócesis como la propia Cáritas desempeñen un papel destacado en el control de esta epidemia.

Diócesis de Butembo y Bunia
En las Diócesis de Butembo y Bunia, en Ituri, Cáritas ha distribuido en seis meses 157.422 kg de víveres a 23.561 personas enfermas y en cuarentena. “Si un maestro cae enfermo –relata uno de los trabajadores sociales de Cáritas– todos sus alumnos son puestos en cuarentena, son separados de sus familias. La atención a estas personas la presta Cáritas”. Se han editado más de 9.000 carteles y otros 9.000 folletos informativos.

Diócesis de Mahagi: vigilar la frontera
En la diócesis de Mahagi, en la frontera con Sudán, la detección de un solo caso activó el mecanismo de respuesta de Cáritas, aislando a la paciente, contactando con su familia, desinfectando la vivienda, localizando a las personas que viajaron con ella y al personal médico que la atendió, así como los enfermos ingresados en el hospital al mismo tiempo. Todos ellos, independientemente de su edad, fueron vacunados.

En Mahagi todo el personal de los centros sanitarios de Cáritas está siendo formado en el manejo de la enfermedad. Las radios comunitarias son uno de los vehículos de Cáritas para llegar a toda la población, así como los carteles en diversas lenguas. Se han establecido además 22 puntos de control en los dos pasos fronterizos, con Uganda y Sudán del Sur. Por cada 10 casas Cáritas ha establecido “un observatorio”, una persona responsable de la sensibilización sobre la epidemia y de la vigilancia para la detección y el aislamiento de nuevos casos.

“Tenemos que contener la epidemia para que no alcance los campos de refugiados y desplazados internos –afirma el director de Cáritas Mahagi– sería una catástrofe”.

Cáritas Española mantiene abierta su campaña para ayudar a las Cáritas del Congo a luchar contra la epidemia formando y equipando a 6.200 voluntarios, al tiempo que pide el apoyo de la toda la sociedad, agradece la ayuda ya recibida.
Todas aquellas personas que deseen colaborar pueden hacerlo a través de:

Emergencia R. D. Congo-Ébola

La Caixa: ES27 2100 5731 7102 0029 9272

Bankia: ES82 2038 1010 6160 0080 0427

Santander: ES56 0049 6791 73 2116001176

DESCARGAR NOTICIA

DESCARGAR FOTO

DONAR