Noticia02 Agosto 2018

Cáritas Mali se felicita por el espíritu cívico de las últimas elecciones presidenciales

Cáritas Española ha apoyado el despliegue en el país de la Misión de Observación Electoral de Cáritas Mali

Una vez celebradas, el pasado 29 de julio, las votaciones para la primera vuelta de las elecciones presidenciales del país, Cáritas Mali ha expresado su agradecimiento “a todos los observadores nacionales e internacionales por su importante trabajo en todo el territorio nacional, a la clase política por el sentido de responsabilidad y al pueblo de Mali por su alto sentido de responsabilidad en la preservación del espíritu de paz”.

En una declaración preliminar difundida el pasado martes, la Misión de Observación Electoral de Cáritas Mali desplegada por parte del país evalúa de manera exhaustiva las condiciones en las que se ha desarrollado el proceso electoral y agradece de manera expresa a las Cáritas de España y Francia, y a la organización católica Misereor (Alemania) su “apoyo moral y financiero” al trabajo de dicha Misión.

Este es el contenido íntegro de la declaración:

«Después de las elecciones presidenciales y legislativas de 2013, y de las elecciones municipales de 2016, más de 8 millones de malienses fueron llamados a votar el domingo 29 de julio de 2018 para la primera vuelta de la elección del Presidente de la República.

En esta ocasión, al igual que en 2013 y 2016, Caritas Mali, con el apoyo de sus socios Secours Catholique (Cáritas Francesa), Cáritas Española y Misereor, desplegó su Misión de Observación Electoral en todo el país, con la excepción de regiones de Kidal, Touadeni, Menaka y Tombuctú. Esta misión estuvo integrada por 513 observadores y supervisores, incluidas 142 mujeres, y en su mayoría jóvenes. La misión cubrió un total de 167 municipios y se realizaron labores de observación en 692 colegios electorales.

La plataforma virtual creada por Caritas Mali ha centralizado, procesado, analizado en tiempo real los datos recopilados por los equipos de observación de las diferentes localidades y el distrito de Bamako.

En general, aparte de los incidentes en algunas localidades en las regiones del norte y centro del país, la votación fue tranquila y serena.

La Misión de Observación Electoral de Caritas Malí hizo las siguientes observaciones:

– la presencia efectiva de agentes electorales, delegados de la Comisión Electoral Nacional Independiente (CENI), el Tribunal Constitucional y ciertos candidatos en los colegios electorales;

– la presencia de las fuerzas de seguridad (policía, gendarmería, guardia nacional), la Cruz Roja y observadores internacionales, regionales y nacionales en los lugares de votación;

– la presencia de los equipos técnicos de la Dirección General de Elecciones en los centros de votación.

– el respeto del horario de apertura (08:00) en la mayoría de las mesas electorales observadas;

– la disponibilidad de materiales y documentos electorales en las mesas electorales;

– el libre ejercicio de los derechos de los votantes en una atmósfera tranquila y pacífica;

– votantes en posesión de su nueva tarjeta de votante biométrica, indicando el centro y el número de la mesa de votación;

– la seguridad del boletín, con el reverso de las firmas del presidente de la mesa de votación, el asesor de la oposición y la mayoría;

– el aumento en el número de actas, de 3 a 5, una de las cuales se entrega a la oposición y otra a la mayoría;

– el respeto del horario de cierre (18:00) en la mayoría de los centros de votación observados;

– y el buen funcionamiento de las operaciones de recuento de votos en los colegios electorales.

Sin embargo, la Misión de Observación Electoral de Caritas Malí (MOEC) ha identificado algunas deficiencias que, probablemente, no socaven la credibilidad de las operaciones electorales en las 692 oficinas observadas en los 167 municipios cubiertos por la misión.

Se trata de:

– tarjetas de votantes que no están disponibles en algunos colegios electorales, particularmente en el distrito de Bamako (centro de votación de Djelibougou);

– el retraso en la apertura de ciertos colegios electorales;

– la ausencia de delegados de la mayoría de los candidatos en los colegios electorales cubiertos por Caritas Mali;

– el retraso de algunos funcionarios electorales;

– el malentendido o la mala interpretación de la ley electoral por parte de algunos funcionarios electorales;

– la falta de rigor y concentración en algunas mesas de votación: (caso del centro de votación “Escuela del polvorín”)

o asesores, delegados y, en algunos lugares, presidentes de mesa fuera de sus puestos

o delegados poco atentos al desarrollo del proceso electoral;

– la poca iluminación de algunos colegios electorales dificulta el escrutinio en algunos centros de votación;

– la remoción y destrucción de materiales electorales y agentes electorales relevados o molestados en ciertas localidades en las regiones del norte y centro, especialmente en Drimé/Círculo de Douentza donde un delegado de CENI fue secuestrado y liberado unas horas después.

Tras la observación durante este proceso electoral y con miras a seguir mejorando el proceso, Caritas Mali recomienda:

– publicar todos los resultados de sondeo por mesa de votación;

– construir un grupo (directorio) de funcionarios electorales para capitalizar las experiencias del proceso electoral en Mali;

– fortalecer continuamente la capacidad tanto de los oficiales electorales como de los delegados de los partidos políticos;

– continuar creando conciencia entre los ciudadanos para mejorar aún más la tasa de participación;

– mejorar la iluminación correcta de los centros y mesas electorales.

Caritas Mali alienta al gobierno y a todos los actores involucrados en la seguridad a redoblar los esfuerzos para proteger a las personas y la propiedad, particularmente con respecto al proceso electoral.

Caritas Mali hace un llamamiento a los organismos de gestión electoral para que perseveren en su misión normal de buena organización electoral, de forma neutral y transparente.

Caritas Mali expresa su profundo agradecimiento a la Conferencia Episcopal de Malí y sus socios –Secours Catholique, Cáritas Española y Misereor— por su apoyo moral y financiero.

Caritas Mali agradece a todos los observadores nacionales e internacionales acreditados por la CENI, por su importante despliegue en todo el territorio nacional.

Caritas Mali felicita a la clase política por el sentido de responsabilidad que prevaleció durante la campaña electoral y el día de las elecciones.

Caritas Mali insta a los candidatos a respetar los resultados y, en caso de desacuerdo, dar prioridad a los recursos legales.

Finalmente, Caritas Mali expresa su profunda gratitud al pueblo de Mali por su alto sentido de responsabilidad en la preservación del espíritu de paz a lo largo de este proceso.

Misión de Observación Electoral de Cáritas Mali (MOECM)

Bamako el 31 de julio de 2018»

DESCARGAR NOTICIA

DESCARGAR FOTO