EMERGENCIA

Cáritas con el Cuerno de África

Ayudamos a la población que sufre una emergencia humanitaria crónica agravada por el Covid-19.

Donar

Situación actual de la emergencia en el Cuerno de África

El llamado “Gran Cuerno de África” es una región situada en la parte oriental de África bañada por el Mar Rojo y el Océano Índico, que actualmente incluye Etiopía, Somalia, Eritrea, Djibouti, Sur Sudán, Kenia y Sudán. En este territorio, con muchas zonas semi-desérticas y secas, viven más de 200 millones de personas que se ven afectadas por una situación crónica de emergencia humanitaria y de inseguridad alimentaria debida a las condiciones climáticas adversas, la recurrencia de las crisis económicas y los conflictos armados y la violencia inter-comunitaria, y las graves consecuencias socio-económicas provocadas por la pandemia CoVid-19.

 

22.500.000 Personas

Viven en inseguridad alimentaria.

 

 

8.000.000 Personas

Desplazadas internas.

 

 

2.700.000 Personas

Refugiadas.

 

Emergencia alimentaria

La inseguridad alimentaria es una situación recurrente en la región, pero en los últimos años se ha recrudecido debido al impacto de múltiples y continuados shocks. En 2011, más de 12 millones de personas sufrieron la peor hambruna en décadas. En 2019, la sequía provocó que 11,7 millones de personas padecieran inseguridad alimentaria grave y más de 785.000 niños, una desnutrición severa en Etiopía, Somalia, Kenia y Uganda.

Sin embargo, desde finales de 2019 y durante 2020, de la sequía parte de la región pasó a la inundación, afectando directamente a 3,4 millones de personas. Las inundaciones, además, provocaron un escenario húmedo perfecto para la invasión de la langosta del desierto llegada desde la península Arábiga, que se ha estado reproduciendo y atacando vastas extensiones de pasto y cultivos en Etiopía, Kenia, Djibouti, Somalia Sudan y Sudan del Sur. Un enjambre de 1Km2 consume en un día la comida para 35.000 personas. En marzo-abril, la estación lluviosa se ha iniciado de nuevo con importantes inundaciones, afectando sobre todo a Kenia con el desbordamiento de los lagos Victoria y Tana, lo que facilita la reproducción de la langosta.

Y finalmente, la extensión de la pandemia CoVid-19 supone un grave riesgo sanitario por la debilidad de los sistemas sanitarios en los países del Cuerno y las condiciones de hacinamiento de los campos de refugiados y desplazados internos, pero también y sobre todo un impacto socio-económico devastador en países donde el trabajo informal para obtener salarios diarios es lo más común. Con el cierre de escuelas, se estima que 6,4 millones de niños están perdiendo una comida al día, lo que contribuye a agravar los índices de malnutrición en la región, que ya son del 13%.

 Grandes cifras

Se espera que estas cifras aumenten en los próximos meses como consecuencia de los múltiples impactos citados, que han destruido los medios de subsistencia y la capacidad de resiliencia de las comunidades más vulnerables.

Sudán del Sur

  • El 65% de la población (7,5 millones de personas) necesita algún tipo de ayuda humanitaria, y de ellos, 6,48 millones sufre inseguridad alimentaria severa.
  • 1,6 millones de mujeres y niños sufren desnutrición.
  • El 75% de la población no tiene acceso a los servicios de salud.
  • 1,67 millones de personas se han desplazado dentro del país y 2,3 millones lo han abandonado como consecuencia del conflicto, la violencia y la ausencia de medios de vida. Después de Siria, Sudán del Sur es el segundo país del mundo con mayor número de refugiados y de ellos el 80% son mujeres y niños.

Sudán

  • El 65% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza.
  • 9,3 millones de personas necesitan ayuda humanitaria inmediata; de estos, 1,1 millones son refugiados y 1,87 millones son desplazados internos.
  • La alta inflación encarece los productos esenciales: la canasta alimentaria básica absorbe el 75% de los ingresos del hogar.

Etiopía

  • Con más de 110 millones de habitantes, es el país que más refugiados africanos recibe, y a su vez 3 millones de etíopes han huido de sus hogares a otras zonas del país ante la inseguridad alimentaria y los conflictos internos.
  • 8,13 millones de personas requieren ayuda humanitaria y hay 5,91 millones que necesitan asistencia nutricional. La plaga de langosta ha añadido otros 1,3 millones en inseguridad alimentaria severa.
  • 8,86 millones de personas tienen un acceso muy limitado a agua segura.
  • Además de la CoVid-19, hay brotes activos de cólera y sarampión.

Kenia

  • En los últimos 15 años, Kenia ha registrado 7 sequías. En 2020 las inundaciones han afectado a 95.000 personas.
  • Más de 2 millones de personas sufren inseguridad alimentaria severa, sobre todo en las zonas norte y este. De ellos unas 500.000 están en situación de emergencia.
  • El 30% de los menores de 5 años sufre desnutrición aguda.
  • El 30% de los hogares del país están encabezados por mujeres.

Nuestra actuación

Trabajamos para fortalecer la capacidad de las familias para hacer frente a esta crisis crónica de inseguridad alimentaria, identificar y prepararse para los periodos de recrudecimiento, mitigar sus impactos y recuperar cuanto antes los medios de vida afectados. Todo ello en contextos de conflicto y violencia que se ven agudizados por los desastres naturales y la pandemia.

Sudán del Sur

Junto con otras Cáritas y con la contribución de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo, estamos apoyando la estrategia de seguridad alimentaria de Cáritas Sudán del Sur:

  • Asistencia alimentaria y/o transferencia de dinero en efectivo para 11.303 hogares vulnerables.
  • Soluciones de refugio temporal y kit domésticos a 2.657 hogares.
  • Apoyo para recuperar y fortalecer los medios de vida de 8.128 familias (herramientas, semillas, formación).
  • Acompañamiento a las comunidades en los procesos de reconciliación y construcción de paz tras el conflicto armado y ante los enfrentamientos entre comunidades y etnias.

La capilaridad y legitimidad de la Iglesia hace posible el acceso de los agentes de Cáritas a zonas militarizadas y restringidas para otros actores donde miles de personas precisan de ayuda humanitaria urgente.

Sudán

  • Continuamos apoyando la crisis humanitaria olvidada de Darfur, donde 3 millones de personas siguen necesitando ayuda para la supervivencia.
  • Mediante una respuesta amplia y comprehensiva en materia de salubridad, agua potable e higiene, salud y nutrición, seguridad alimentaria y empoderamiento económico, y educación, el programa Darfur alcanza a 450.000 personas.

Etiopía

  • En la región de Oromia, junto con la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo, trabajamos en dos proyectos para garantizar el derecho a la alimentación de más de 80.000 personas (de ellas, 25.500 son mujeres) a través de un innovador sistema de cooperativas, la mejora nutricional de los hogares y la gestión sostenible de los recursos naturales.
  • Acompañamos a más de 150 cooperativas y asociaciones de crédito y a las oficinas gubernamentales responsables. La langosta ha dañado aproximadamente 200.000 hectáreas de tierras de cultivo y cereales, causando pérdidas de más de 356.000 toneladas, sobre todo en Oromia, seguida de las regiones Somali y Tigray.
  • En Tigray, una de las zonas con mayor número de refugiados y desplazados, acompañamos a 2.275 familias para mejorar su seguridad alimentaria y sus medios de vida través del fortalecimiento de sus actividades agrícolas, el acceso a agua segura y la mejora nutricional.
  • En Emdibir apoyamos la mejora del acceso a fuentes de agua seguras para 5.150 personas, reduciendo el riesgo que comporta la falta de higiene y sistemas de saneamiento especialmente frente a la pandemia CoVid-19.

Kenia

  • Trabajamos en la preparación y reducción del riesgo ante desastres en las diócesis de Maralal, Marsabit e Isiolo, donde la sequía es una limitación importante para la producción agrícola de secano en áreas áridas y semiáridas.
  • Acompañamos a Cáritas Kenia en la respuesta de emergencia y rehabilitación temprana ante las recientes inundaciones y los deslizamientos de tierra en 6 diócesis del país.

Informes de evolución de la emergencia

Conoce en detalle nuestra respuesta humanitaria a la población afectada por esta crisis.

Necesitamos tu ayuda urgente, dona ahora

Apoya a la población con alimentos.

Contribuye a mejorar las condiciones de la población afectada por la sequía.

Ayuda a la población a recuperar sus medios de vida agrícolas y ganaderos.

También puedes colaborar en nuestras cuentas bancarias

La Caixa ES71 2100 5731 7002 0022 3257
Bankia ES68 2038 1010 6960 0069 7467
Santander ES13 0049 1892 6223 1329 2463