Situación actual de la crisis

España es uno de los países de la Unión Europea más castigados por la pandemia. Los casos de personas infectadas no paran de aumentar y se estima que cada cuatro días se duplica el número de casos positivos.

Las instituciones educativas de todos los niveles están cerradas desde el pasado 11 de marzo y la población confinada en sus hogares para evitar el contacto y la propagación de la infección.

El Gobierno declaró oficialmente el estado de alarma el sábado 14 de marzo lo que implica:

  • Severas restricciones a los movimientos diarios de todos los ciudadanos, excepto en casos de necesidad urgente: ir a trabajar, comprar alimentos o atención médica o asistencia a personas mayores u otras personas vulnerables.
  • Todos los viajes nacionales e internacionales están restringidos.

Ademas, el Gobierno anunció un paquete de medidas urgentes para enfrentar el impacto económico y social de la crisis.

Actuación de Cáritas Española

Estamos dando recomendaciones a las 5.671 personas contratadas y los 84.551 voluntarias para respetar las orientaciones del gobierno, permanecer en casa y evitar el contagio. La mayor parte de los equipos de trabajo mantienen su trabajo fuera de casa.

Continuamos acompañando y ayudando a las personas vulnerables, para quienes la enfermedad supone un riesgo aún mayor por diferentes causas: viven solos, tienen otras patologías, no cuentan con condiciones de vida e higiene adecuadas,…

Las personas voluntarias que pertenecen a un grupo de riesgo han dejado temporalmente su actividad y se han suspendido reuniones, encuentros y formaciones para evitar aglomeraciones.

Apoyamos a todas las Cáritas Diocesanas que se encuentran en una situación de crisis y de replanteamiento de muchos de sus servicios y programas por diferentes motivos: programas que se suspenden, atenciones que no se pueden prestar y se empiezan a realizar a domicilio, centros que tiene que aumentar su capacidad para alojar a más personas durante el aislamiento.

Estamos identificando las necesidades humanas y materiales que tiene nuestra red de 70 Cáritas Diocesanas y 5.739 Cáritas Parroquiales tanto de voluntariado como de material sanitario y de protección, alimentos u otros bienes.

Coronavirus y pobreza

Cáritas alerta de los efectos sociales que esta emergencia sanitaria creada por el coronavirus puede producir en las familias en situación de pobreza y exclusión que, según datos de FOESSA es de 8,5 millones de personas, el 18,4% de la población española.

Avalados por nuestra experiencia de acompañamiento desde hace más de 70 años a las personas excluidas, urgimos al Gobierno a responder a esta emergencia sanitaria, económica y social con medidas orientadas a «no dejar a nadie atrás».

Empleo

Prórrogas en la prestación por desempleo, flexibilidad para acceder a ellas en caso de ERTE y ayudas para el sector del empleo doméstico.

Vivienda

Suspensión de desahucios en marzo y abril y medidas concretas para el apoyo a las personas sin hogar.

Ingresos mínimos

Prorrogar las rentas mínimas concedidas y resolver de forma urgente las que están en curso.

Alimentación

Gestionar las ayudas previstas por la ausencia de becas de comedor en forma de tarjetas canjeables en supermercados y comercios de alimentación.

Inmigración

Prórroga de las autorizaciones de extranjería, tarjetas de solicitantes de asilo. Los jóvenes tutelados que cumplan 18 años deberán poder permanecer en los centros para evitar ir a la calle.

Suministros básicos

Bono social eléctrico y prohibición de cortar el suministro energético durante el estado de alarma igual que en situaciones meteorológicas extremas.

Crisis sanitaria internacional

En ciertos contextos el coronavirus puede tener efectos mucho más terribles que en otras partes del mundo por la debilidad de los sistemas sanitarios –no existen medidas rápidas que pueda mitigar el virus–, la incapacidad de respuesta de los gobiernos, la desinformación de la ciudadanía por falta de acceso, etc.

Todas las Cáritas coinciden en que lo primero que han hecho tras el estallido de esta crisis sanitaria del coronavirus es constituir comités de crisis en sus Cáritas Nacionales. Desde ahí se están coordinando las acciones de protección hacia trabajadores y personal voluntario, habilitando medidas como el teletrabajo, antes aún de que el gobierno decrete confinamiento, o tomando su temperatura regularmente para aquellos que les es imprescindible acudir a su puesto de trabajo.

Todas las Cáritas destacan la falta de material sanitario básico como test o máscaras. Aun así, todas ellas mantienen su actividad y atención a los más vulnerables extremando las medidas para prevenir contagios.

Necesitamos tu ayuda urgente

dona ahora

O en las siguientes cuentas

Santander ES62 0049 1892 62 2313290223

Caixabank ES71 2100 2208 3402 0031 3871

Bankia ES16 2038 1010 6460 0068 7202

Sabadell ES37 0081 0216 7700 0131 5935

Contenido relacionado