Campaña

Nadie sin hogar

Necesitamos el compromiso común para que Nadie sin hogar sea una realidad.

Ponle cara

 

Para poder acabar con el sinhogarismo es imprescindible visibilizar a quien lo sufre, a las personas concretas, hombres y mujeres que ven vulnerados sus derechos cada día, teniendo que dormir en la calle, o en una infravivienda, o a punto de sufrir un desahucio sin una alternativa de alojamiento. Este año en concreto hemos querido destacar el rostro de una mujer, dado que sufren mayor invisibilidad y vulnerabilidad en las situaciones de sinhogarismo.

Son ya 27 años los que llevamos de campaña, sensibilizando sobre la dignidad y derechos de miles de personas en situación de sin hogar, rostros que nos interpelan y nos deben movilizar como sociedad.

“¿Y tú qué dices? ¡Di basta! Nadie sin hogar”

Mantenemos nuestra interpelación a la sociedad, el clamor de decir ¡basta de vulneraciones de derechos, de invisibilidad, de sufrimiento, de vivir en la calle, de inseguridad, de agresiones, de no poder acceder a una vivienda… de no tener hogar!.

Aún queda mucho por hacer. Aproximadamente 40.000 personas siguen viviendo en situación de sin hogar en España, dato que crece exponencialmente si tenemos en cuenta los datos extraídos de la última Encuesta sobre integración y necesidades sociales de la Fundación Foessa 2018, que recoge que 2,1 millones de personas residen en una vivienda insegura y 4,6 millones de personas en una vivienda inadecuada.

Seguimos insistiendo en que Nadie Sin Hogar puede y debe ser una realidad, y para ello es imprescindible el compromiso común.

Conoce más sobre la campaña y sus propuestas en los materiales.

#NadieSinHogar

#PonleCara

He logrado salir de la calle, he pasado los dos últimos años en un centro de Cáritas y he podido estabilizar mi vida. Me ayudaron a rehacer mi relación con mi hermana, y en la actualidad vivo con ella y su familia, y estoy feliz. Tengo una sobrina que cuido habitualmente, y de esa manera, ayudo a la familia en el día a día.