Análisis y reflexión11 Enero 2019

Nuevos retos para este año que empieza

Natalia Peiro nos felicita el año y nos invita a sumarnos a los retos para este 2019.

Feliz año nuevo a todos los que nos acompañáis desde la lectura de nuestro blog. Hemos arrancado ya con la ilusión y la energía renovadas al servicio de las personas, también con la esperanza de que cada día nuestro mundo es un lugar un poco mejor, y que todos nosotros tenemos algo que ver en esto: las 70 Cáritas Diocesanas, las 165 Cáritas Nacionales y los miles de voluntarios y trabajadores siguen saliendo a las calles y abriendo sus puertas un año más con total vocación de servicio. Este año se celebrará la Asamblea de Caritas Internationalis, en la que elegiremos nuestros nuevos responsables para los próximos 4 años.

Tenemos varios retos por delante: el primero de ellos, seguir como siempre cerca de todas personas con más dificultades, aquellas familias con menores a cargo, migrantes, personas sin hogar, personas mayores con dificultades y soledad. Seguiremos esforzándonos en la generación de nuevas oportunidades, formación, empleo y autonomía personal, pero también acompañamiento, autoestima, amistad y espíritu.

Estaremos también, con la mirada muy pendiente de los países más desfavorecidos, en las crisis en Venezuela, Congo, el norte de África o Myanmar, entre otros… Os queremos acercar a ellos un poco más. También a la Amazonía, donde este año se celebrará un sínodo para poner los medios en salvar a ese pulmón del planeta en un momento muy delicado y también relevante para el cambio climático. Queremos destacar a los pueblos indígenas, sus derechos y su protección, como lo más preciado.

En segundo lugar, tenemos muy presente que Cáritas es también un corazón que ve, estamos haciendo un esfuerzo para ver bien la realidad. Presentaremos en mayo un nuevo Informe sobre exclusión social en España, un nuevo Informe FOESSA, que confiamos no solo nos ayude a focalizar nuestra acción, sino también a otros actores sociales y políticos a mejorar la vida de las personas en exclusión. La capacidad de análisis es una gran aportación de Cáritas a nuestra sociedad.

Y por último, el reto de sumar a esta familia que mira a las personas, que actúa junto a ellas y que se compromete al estilo de Jesús con los demás, a mucha más gente, especialmente a los jóvenes que buscan sentido, que quieren romper la espiral de individualismo y que quieren reforzar los lazos entre los seres humanos; para ello cada vez existen más grupos de Cáritas Joven, un nuevo programa de Voluntariado Internacional, y más posibilidades de colaborar, conocer, compartir nuestro mensaje, leer nuestra información y ayudarnos a transformar la realidad.

Muchas gracias por estar ahí. ¡Seguimos contando con vosotros!