Cooperación internacional12 Marzo 2018

Mujeres contra el hambre en Etiopía

Las mujeres son esenciales para el desarrollo de las comunidades en Etiopía.

Etiopía es un país que vive de la agricultura –el 90 por ciento de su población es rural–, pero de una agricultura de subsistencia que se ve amenazada, año tras año, por las sequías, la falta de fertilidad de la tierra o las plagas que acaban con cosechas y rebaños, entre otros factores. Y cualquiera de ellos puede provocar una crisis alimentaria en la población como las que vienen sufriendo desde hace varias décadas. .

Con el objetivo de prevenir o reducir en lo posible estas crisis periódicas, en 2010 las Cáritas de España y de Etiopía, apoyadas por la Iglesia local, pusieron en marcha un proyecto de seguridad alimentaria en Arsi Occidental, una región del interior del país.

Las principales áreas que han intentado cubrir son la formación de los agricultores; la mejora de la producción y la productividad, incluyendo el cultivo de grano y el ganado, y la generación de ingresos por parte de las mujeres.

Toda esta labor se hace a través de las cooperativas. Allí forman a los agricultores sobre nuevas técnicas de cultivo, les facilitan microcréditos y herramientas para trabajar el campo, y les venden, a menor precio, semillas mejoradas, resistentes a las enfermedades y que producen más cereal.

No solo los agricultores reciben créditos; también las mujeres, que son esenciales para el desarrollo de la comunidad, y por eso, se han convertido en las principales receptoras de los préstamos concedidos por las cooperativas. Con ellos, consiguen alimentar a sus familias y obtener excedentes con los que modernizar sus casas, abrir pequeños negocios y enviar a sus hijos al colegio.

Conoce nuestro proyecto “Agua y alimentación en Etiopía”.