Noticia05/08/2022

40 niños y niñas han disfrutado de un verano de actividades y diversión

Concluye la IX edición del Campo de Trabajo con Infancia, de Cáritas Diocesana de Albacete, que ha contado con la implicación de 18 personas voluntarias

Si algo ha puesto de manifiesto esta crisis es que las personas más vulnerables son las principales afectadas por sus consecuencias, sobre todo los niños y niñas, especialmente expuestos a las situaciones de desigualdad.

El programa de Infancia, Adolescencia y Familia de Cáritas Diocesana de Albacete trabaja cada día en iniciativas que garanticen la participación de los menores, apostando por sus derechos, para poder seguir avanzando hacia una sociedad más justa y en la que todos y todas accedan a la igualdad de oportunidades. Una de estas iniciativas es el Campo de Trabajo con Infancia, cuya IX edición ha terminado este viernes. Un espacio en el que los menores han podido disfrutar a lo largo de 20 días de actividades lúdicas, viajes y , sobre todo, de un espacio de seguridad y libertad en el que disfrutar de sus derechos. A lo largo de estas semanas no han faltado las sesiones de piscina, las actividades al aire libre, deportivas, las gymkanas y los talleres de refuerzo escolar para mejorar sus competencias de cara al primo curso. Además se han trabajado valores como la tolerancia, la adquisición de habilidades de vida y el respeto por la naturaleza o el reciclaje.

El Campo de Trabajo con Infancia también ha permitido a Cáritas reforzar algunos de los ejes estratégicos sobre los que trabaja durante todo el año:

  1. Seguir acompañando a cada menor en situación de vulnerabilidad, caminando a su lado y optando por la defensa de sus derechos.
  2. Frenar la brecha social generada por la exclusión, que se ha visto agrandada con esta crisis. Cáritas quiere actuar como puente que proteja los procesos vitales de los niños y niñas, que han sufrido en primera persona la fractura socioeconómica y emocional. La desatención a la infancia, a la adolescencia y a la juventud tiene como consecuencia la transmisión intergeneracional de la pobreza, y Cáritas trabaja por frenarla y revertirla.
  3. Ante los desafíos actuales, Cáritas propone cuestionarse y reinventarse para afrontar la transformación social y el cambio de modelo, siempre desde la escucha, el respeto y la participación de las personas para que puedan ser protagonistas de sus propios proyectos de vida.

Implicación de jóvenes

El Campo de Trabajo con Infancia ha supuesto además un punto de encuentro entre jóvenes de Albacete. 18 chicos y chicas de entre 16 y 30 años han tenido la oportunidad de sensibilizarse y conocer de cerca una realidad distinta dentro de su propia ciudad. En este espacio no solo han descubierto los valores por los que Cáritas se mueve, sino que han trabajado codo con codo al lado de los 3 educadores del Programa y de los niños y niñas que han participado en esta iniciativa, favoreciendo su socialización, el conocimiento, la tolerancia, el respeto mutuo y la cooperación. Iniciativas como esta les ha permitido conocer a otros jóvenes con sus mismas inquietudes, y disfrutar de una experiencia de aprendizaje y enriquecimiento inolvidables.

Colaboración de la sociedad

Cáritas Albacete recuerda que para poder financiar estas actividades estivales, así como las excursiones y diferentes iniciativas que se proponen a lo largo del año, son importantes las donaciones. A través de la campaña «La infancia Importan», se puede colaborar para garantizar los derechos y la participación de los niños y niñas. Esta solidaridad puede formalizarse a través de la web, Bizum, con el código 38357, y los números de cuenta ES12 3190 0090 7200 0974 2123 (Globalcaja) y ES75  2048  4000  1734  0000  0139 (Liberbank).