Forma parte del voluntariado

Para poder llevar a cabo nuestra misión, en Cáritas Diocesana de Mondoñedo-Ferrol necesitamos contar con voluntarios que nos ayuden a estar cerca de personas que viven la injusticia de la pobreza.

Te contamos lo que significa para nosotros el voluntariado
y los distintos ámbitos en los que puedes colaborar.

 

Qué es el voluntariado para Cáritas

El voluntariado
en Cáritas es

Un voluntariado comprometido que cree en el cambio social hacia una sociedad más justa.

Un voluntariado activo que aporta a la sociedad no sólo desde las tareas realizadas, sino también desde las actitudes expresadas.

Un voluntariado capaz de organizarse y participar desde respuestas colectivas frente al individualismo preponderante.

Un voluntariado coherente desde la acción realizada y que desde aquí crece como persona y como cristiano.

Un voluntariado que plasma, a través de su participación, unos valores como la solidaridad, la gratuidad, la igualdad…

Un voluntariado con disponibilidad para la acción y para la formación, superando la barrera de la buena voluntad y promoviendo una acción de calidad.

Un voluntariado en proceso, con motivaciones muy diferentes, que se va haciendo día a día por medio de la tarea, la formación y el acompañamiento.

El itinerario del voluntariado

Es un proceso educativo, dinámico y flexible, enmarcado en un trabajo de equipo y en comunidad, que garantice el adecuado cuidado y acompañamiento de cada persona.

 

Diseño y preparación de la acción voluntaria en Cáritas

Tiene como objetivo estudiar las necesidades y el perfil del voluntariado, con el fin de tener bien identificados los roles y tareas a desempeñar, las necesidades del trabajo a desarrollar y los requisitos para responder a las mismas. Esta fase es importante para integrar y convocar a las personas adecuadas en las diferentes tareas a llevar a cabo.

EL VOLUNTARIADO EN CÁRITAS

Orientación y acogida del voluntariado

En este momento se produce una doble elección: por un lado, Cáritas tiene que garantizar que se incorpore la persona con el perfil de voluntariado adecuado para la tarea a desarrollar y, por otro, la persona voluntaria tiene que valorar si la tarea de Cáritas es acorde a sus motivaciones y expectativas. Una vez de acuerdo ambas partes, se debe cuidar y acompañar al voluntario en todo momento.

EL VOLUNTARIADO EN CÁRITAS

La persona voluntaria

La formación: es deseable que siempre exista un Plan de Formación que permita el crecimiento integral de cada persona voluntaria.

El acompañamiento y seguimiento: acompañar significa estar con la otra persona, pero dejando la distancia que necesite para estar cómoda en su acción. El acompañamiento conlleva un seguimiento.

La participación y la toma de decisiones: constituyen un proceso de implicación y de compromiso por parte del voluntariado, de compartir y sentirse parte de Cáritas.

El reconocimiento: hay que hacer consciente al voluntario de que su labor está siendo útil y necesaria para Cáritas y para la sociedad en general.

EL VOLUNTARIADO EN CÁRITAS

Finalización de la acción voluntaria

El proceso de desvinculación: es la última etapa del itinerario del voluntariado, pero no por ello la menos importante, ya que en este momento, la persona voluntaria también tiene que sentirse acompañada. Hay que entender bien la finalización de la acción del voluntario (bien por decisión del mismo o de Cáritas), y recoger observaciones que puedan ayudar.

EL VOLUNTARIADO EN CÁRITAS

Fase 1
Diseño y preparación de la acción voluntaria en Cáritas

Tiene como objetivo estudiar las necesidades y el perfil del voluntariado, con el fin de tener bien identificados los roles y tareas a desempeñar, las necesidades del trabajo a desarrollar y los requisitos para responder a las mismas. Esta fase es importante para integrar y convocar a las personas adecuadas en las diferentes tareas a llevar a cabo.

Fase 2
Orientación y acogida del voluntariado

En este momento se produce una doble elección: por un lado, Cáritas tiene que garantizar que se incorpore la persona con el perfil de voluntariado adecuado para la tarea a desarrollar y, por otro, la persona voluntaria tiene que valorar si la tarea de Cáritas es acorde a sus motivaciones y expectativas. Una vez de acuerdo ambas partes, se debe cuidar y acompañar al voluntario en todo momento.

Fase 3
La persona voluntaria

La formación: es deseable que siempre exista un Plan de Formación que permita el crecimiento integral de cada persona voluntaria.

El acompañamiento y seguimiento: acompañar significa estar con la otra persona, pero dejando la distancia que necesite para estar cómoda en su acción. El acompañamiento conlleva un seguimiento.

La participación y la toma de decisiones: constituyen un proceso de implicación y de compromiso por parte del voluntariado, de compartir y sentirse parte de Cáritas.

El reconocimiento: hay que hacer consciente al voluntario de que su labor está siendo útil y necesaria para Cáritas y para la sociedad en general.

Fase 4
Finalización de la acción voluntaria

El proceso de desvinculación: es la última etapa del itinerario del voluntariado, pero no por ello la menos importante, ya que en este momento, la persona voluntaria también tiene que sentirse acompañada. Hay que entender bien la finalización de la acción del voluntario (bien por decisión del mismo o de Cáritas), y recoger observaciones que puedan ayudar.

Contacta con nosotros

Para cualquier duda que tengas, puedes contactarnos en el teléfono 699308823 o a través de este formulario.

* Campos obligatorios

Preguntas frecuentes

Quiero ser voluntario, ¿por dónde empiezo?

Puedes dirigirte a tu Cáritas más cercana y comentar con ellos tu interés por iniciar un voluntariado.

Te orientarán y te explicarán en qué programas puedes participar en función de las necesidades y de tus intereses y motivaciones.

Más arriba puedes ver un mapa para localizar tu Cáritas.

¿Qué tipo de tareas realizan los voluntarios en Cáritas?

En el apartado ¿En qué ámbitos puedes colaborar? que verás más arriba se recogen las principales líneas de actuación y tareas que se realizan.

¿Qué necesito para ser voluntario?

Cáritas se encarga de todo lo que puedas necesitar dependiendo del programa en el que colabores.

En general no se requiere una formación o capacitación previa.

¿Si soy menor de edad puedo hacer voluntariado?

Sí.

Consulta en tu Cáritas las posibilidades de voluntariado joven.

Si existe la posibilidad tendrás que tener el consentimiento o autorización de tus tutores legales.

¿Qué disponibilidad de tiempo es necesaria?

Varía en función del programa y del equipo en el que te integres.

Tu Cáritas te propondrá un itinerario personalizado que se adapte, en la medida de lo posible, a tu realidad personal.

¿Puedo apoyar en tareas de gestión?

Sí, simplemente indícaselo a la persona que te acoja como voluntario.

¿Reciben formación los voluntarios en Cáritas?

Sí.

Valoramos y cuidamos tu compromiso como voluntario y te ofrecemos la formación necesaria no sólo para el desempeño de las tareas sino toda aquella que te ayude a entender la organización, a tu crecimiento personal, a ahondar en tu compromiso a través de la fe y a vivir activamente la misión de Cáritas.