EMERGENCIA

Cáritas ante el coronavirus

El poder de cada persona. Cada gesto cuenta.

Donar

De la crisis sanitaria a la gestión de una nueva realidad

La pandemia sanitaria nos ha posicionado en un estado de incertidumbre que requiere mayor creatividad y compromiso. Sin haber digerido del todo el duelo que ha significado esta experiencia, se instala una grave crisis social y económica que afecta cada día a más personas.

Miles de gestos solidarios se han movilizado para responder a esta emergencia global pero ahora tenemos el reto de reconstruir nuestra comunidad, sostener a las personas más frágiles y vulnerables, restaurar la convivencia, el diálogo social y sentar las bases de un nuevo bien común.

Y sólo podremos lograrlo si te sumas, porque el poder de cada persona cambia la realidad y la transforma.

Actuación de Cáritas Española

Nuestro objetivo es mantener y reforzar los programas de atención a las personas más vulnerables ante el efecto sanitario, social y económico de esta emergencia por coronavirus.

Personas sin hogar

Hemos adaptado los proyectos para cumplir con las medidas de confinamiento al tiempo que aumentan las demandas de atención.

  • Apertura de nuevos espacios para uso residencial (seminarios, pisos).
  • Ampliación de horarios y servicios.
  • Flexibilización de los tiempos de estancia.
  • Concierto con hoteles.
  • Ayudas económicas.
  • Desarrollo de un plan de seguridad para participantes, trabajadores y voluntarios.
  • Solicitud de material de protección.
  • Recepción de derivaciones de los centros públicos.

Familias vulnerables

De entre los 8,5 millones de personas se encuentran en exclusión social, hay un grupo de 1,8 millones de personas que acumulan tal cantidad de problemas y necesidades que serán las primeras en notar el parón de nuestra economía. Para amortiguar los efectos de la emergencia por coronavirus les apoyamos con esta medidas.

  • Cobertura de necesidades básicas.
  • Ayudas económicas.
  • Entrega de catering y medicamentos a domicilio.
  • Apoyo para el seguimiento del curso escolar con equipos y acceso a internet.
  • Servicios de asesoramiento telefónico.
  • Establecimiento de servicios de urgencias.
  • Puntos de agua en asentamientos. 
  • Talleres propios de confección de mascarillas.

Personas mayores

Además del alto riesgo que supone para su salud, la emergencia desencadena otros problemas relacionados con el aislamiento, el cambio de hábitos de vida, la soledad y el miedo al contagio. Tanto si viven en casa como en una residencia, reforzamos nuestros servicios para acompañarles y mejorar su situación.

  • Las visitas a domicilio han sido sustituidas por acompañamiento telefónico del voluntariado.
  • Se siguen manteniendo algunos proyectos de caterina domicilio en los que se han extremado las medidas higiénicas y se están utilizando vehículos isotérmicos.
  • Facilitar el acceso a la alimentación (compra), farmacia (recogida de medicación), recogida de basura, catering y lavandería.
  • La brecha digital supone para ellos un reto y el acceso a las nuevas tecnologías es una oportunidad para mantener el contacto con familias y seres queridos, tanto si cumplen el aislamiento en su domicilio o en una residencia.
  • Desinfección de las residencias.
  • Necesidad de material preventivo y de seguridad, EPIs y tests.
  • Ampliación del personal sociosanitario, no voluntariado.

Efectos de la crisis en las familias que acompañamos

Una vez más la crisis no ha sido igual para todos, los más frágiles han visto como más rápidamente y más intensamente sus condiciones de vida empeoraban, y en la mayoría de los casos se hundían al perder el empleo que realizaban, los exiguos ingresos que tenían.

Las dificultades en la vivienda, en la convivencia y en los cuidados, el ensanchamiento de la brecha educativa y digital y los problemas de salud completan la mirada sobre el impacto que esta crisis ha traído a las familias acompañadas por Cáritas.

Tres de cada diez hogares no disponen ahora mismo de ningún ingreso, aproximadamente 450.000 personas que residen en hogares acompañados por Cáritas no ingresan ni un solo euro en estos momentos, lo que representa un incremento del 136%.

La pobreza severa (menos de 370€ para una persona y menos de 776€ para dos adultos y dos menores) se ha incrementado un 30% y alcanza a 1 millón de personas entre las familias que Cáritas acompaña.

Más de 700.000 personas acompañadas por Cáritas, residen en hogares sin dinero para pagar vivienda ni suministros, y una de cada cuatro familias (24%) podría tener que abandonar su vivienda, por desahucio o por reducir costes.

El confinamiento ha dificultado la convivencia y la concilia­ción de la vida laboral y familiar, aumentando los conflictos un 19% y haciéndose imposible compa­tibilizar el trabajo con el cuidado de menores.

En uno de cada tres hogares ha bajado el rendimiento escolar y los estudiantes han tenido dificultades para continuar desde casa, tanto por la falta de dispositivos y conexión como por dificultades personales.

La brecha digital aumenta, más de 200.000 personas que residen en el 14% de los hogares acompañados por Cáritas no tienen Internet y cerca de la mitad (46%) no saben realizar trámites administrativos por esta vía.

Se refuerzan los lazos familiares, aunque éstos tienen cada vez menos capacidad para brindar apoyo.

La crisis ha reforzado los lazos familiares y comunitarios. A pesar de que se ha reducido un 20% la capacidad de prestar ayuda a familiares o amigos, se ha fortalecido las relaciones en el entorno familiar, los lazos de amistad y las relaciones de vecindad.

Coronavirus y pobreza

Cáritas alerta de los efectos sociales que esta emergencia sanitaria creada por el coronavirus puede producir en las familias en situación de pobreza y exclusión que, según datos de FOESSA es de 8,5 millones de personas, el 18,4% de la población española.

Avalados por nuestra experiencia de acompañamiento desde hace más de 70 años a las personas excluidas, urgimos al Gobierno a responder a esta emergencia sanitaria, económica y social con medidas orientadas a «no dejar a nadie atrás».

Empleo

Prórrogas en la prestación por desempleo, flexibilidad para acceder a ellas en caso de ERTE y ayudas para el sector del empleo doméstico.

Vivienda

Suspensión de desahucios en marzo y abril y medidas concretas para el apoyo a las personas sin hogar.

Ingresos mínimos

Prorrogar las rentas mínimas concedidas y resolver de forma urgente las que están en curso.

Alimentación

Gestionar las ayudas previstas por la ausencia de becas de comedor en forma de tarjetas canjeables en supermercados y comercios de alimentación.

Inmigración

Prórroga de las autorizaciones de extranjería, tarjetas de solicitantes de asilo. Los jóvenes tutelados que cumplan 18 años deberán poder permanecer en los centros para evitar ir a la calle.

Suministros básicos

Bono social eléctrico y prohibición de cortar el suministro energético durante el estado de alarma igual que en situaciones meteorológicas extremas.

Crisis sanitaria internacional

Transcurridas varios meses de la crisis del coronavirus nadie pone en duda ya que ésta, es una crisis mundial, de la que sólo podremos salir con anticuerpos de solidaridad global.

Caritas Española está respondiendo también a los riesgos y a los impactos que esta crisis está ocasionando en los países más empobrecidos de nuestro mundo, donde las fragilidades en sus sistemas sanitarios, económicos y sociales incrementan la vulnerabilidad de millones de personas.

Migrantes, refugiados, desplazados internos, niños, personas mayores, familias enteras no cuentan con la posibilidad de acceso a la sanidad, ni al agua potable, ni a medidas de protección, a la vez que vez amenaza su seguridad alimentaria y sus ya de por sí frágiles economías.

Por eso junto a las Caritas Locales y en coordinación con la red internacional estamos poniendo en marcha planes de respuesta que pasan principalmente por:

  • Apoyar el aprovisionamiento de materiales de protección y acciones de sensibilización e información comunitarias sobre los riesgos de la pandemia y su prevención.
  • Apoyar programas de agua, saneamiento e higiene.
  • Apoyar programas de distribución o aporte en efectivo para el acceso a alimentos y suministros básicos, reforzando a su vez programas de seguridad alimentaria.
  • Apoyar programas que mantengan las posibilidades de generar ingresos en las familias.
  • Apoyar programas que generen cohesión social y solidaridad comunitaria mientras se abordan las perdidas y el sufrimiento.
  • Apoyar refuerzos en la atención de primera necesidad a personas desplazadas, migrantes y refugiados.

Necesitamos tu ayuda urgente

Puedes hacer tu donación en las cuentas de Cáritas Diocesana de Oviedo:

Caja Rural ES74 3059 0001 1211 3207 2321

La Caixa ES02 2100 1600 1402 0006 5193

Liberbank ES90 2048 0000 2834 0000 7658

SabadellHerrero ES89 0081 5770 0300 0110 9213

O en las cuentas de Cáritas Española:

Santander ES62 0049 1892 62 2313290223

Caixabank ES71 2100 2208 3402 0031 3871

Bankia ES16 2038 1010 6460 0068 7202

Sabadell ES37 0081 0216 7700 0131 5935

Ibercaja ES11 2085 9298 7203 3032 2960


Bizum Donativos con el código 00089

Gracias por apoyarnos en esta emergencia

Contenido relacionado