EMERGENCIA

Cáritas con la crisis alimentaria del Sahel

Los efectos del cambio climático y los conflictos bélicos reducen dramáticamente el acceso a alimentos y agua potable.

Donar

 Crisis alimentaria

La violencia permanente en la región y la presencia de grupos armados no estatales ha forzado a más de 2 millones de personas en el Sahel (Mali, Burkina Faso, Níger y Chad) a abandonar sus hogares y desplazarse a otras zonas que por el momento se perciben como más seguras. Más de la mitad de estas personas desplazadas se encuentran en Burkina Faso y son en su mayoría menores de edad.

En los primeros meses de 2021, la violencia en la región de Liptako Gourma (zona fronteriza entre Mali, Burkina Faso y Níger) ya ha obligado a más de 21.000 personas a huir de sus hogares y buscar refugio.

Esta crisis afecta especialmente a las personas más vulnerables, con una economía campesina de subsistencia, que han debido abandonar sus cultivos y rebaños, debido a la dificultad de traslado por zonas inseguras, produciéndose así además una perturbación en los mercados locales de alimentos. Además, la mayoría de personas forzadas a huir de sus hogares, se refugian en hogares y comunidades de acogida donde prima la solidaridad, pero causando una fuerte presión sobre los escasos recursos alimentarios y sobre el agua potable.

La situación sanitaria debido a la COVID-19 no ha hecho sino empeorar el tejido económico y social de las comunidades que han visto interrumpidas sus comunicaciones y sus medios de vida.

Más de 5.400 centros escolares, lo que supone 700.000 estudiantes, y 200 centros de salud se encuentran cerrados tras los ataques y las amenazas sufridas, reduciendo drásticamente los servicios básicos de los que se disponía en la zona.

Los estados y las agencias multilaterales han lanzado planes de respuesta, pero son insuficientes. En ocasiones ni siquiera el acceso a las personas necesitadas está garantizado. Son más de 9,5 millones de personas estarán en situación de inseguridad alimentaria en la región del Sahel y el periodo de escasez de alimentos (la soudure) aún no ha empezado.

La emergencia en cifras

Burkina Faso

  • 3,5 millones de personas necesitan asistencia humanitaria.
  • 2,07 millones de personas en situación de crisis alimentaria.
  • Desnutrición global aguda: 16%.
  • 1.218.754 personas desplazadas internas.
  • 76 centros de salud cerrados.

Mali

  • 5,9 millones de personas necesitan asistencia humanitaria.
  • 440.000 personas en situación de crisis alimentaria.
  • Desnutrición global aguda: 10,0%.
  • 358.212 personas desplazadas internas.
  • 1.344 centros escolares cerrados.

Níger

  • 3,8 millones de personas necesitan asistencia humanitaria.
  • 2,1 millones de personas en situación de crisis alimentaria.
  • Desnutrición global aguda: 15,0%.
  • 547.000 personas desplazadas internas y refugiadas.

Nuestra acción

El objetivo es asistir a las familias desplazadas internas de la región a través de programas de distribución de alimentos y de transferencia de efectivo allí donde los mercados funcionen adecuadamente para asegurar su seguridad alimentaria y mantener los medios de vida de las comunidades de acogida.

Debido a la alta presión demográfica que están sufriendo esas mismas comunidades de acogida, mantenemos la reparación y construcción de fuentes de agua potable y la promoción de la higiene como una línea de actuación prioritaria en Burkina Faso.

Burkina Faso

  • Asistencia multisectorial de emergencia a 1.600 hogares desplazados y 1.400 hogares de acogida y especialmente vulnerables en las regiones de Sahel y Norte. Presupuesto total: 1.047.000  euros (aportados por Caritas Española con el apoyo financiero de la DG ECHO).
  • Asistencia multisectorial a la población desplazada interna y hogares residentes vulnerables de las comunas de Gorom Gorom, Sebba, Ouindigui y Titao. Presupuesto total: 859.815 euros (aportados por Caritas Española con el apoyo financiero de la DG ECHO).
  • Respuesta de emergencia en seguridad alimentaria y nutricional a 1.000 hogares desplazados y 500 de acogida en las diócesis de Kaya, Fada, Nouna y Dédougou. Presupuesto total: 599.848 euros, de los cuales 30.000 euros aportados por Cáritas Española.
  • Asistencia a las personas desplazadas internas de la comuna de Kaya en materia de acceso a agua y promoción de buenas prácticas de higiene en el contexto de la pandemia de COVID-19. Presupuesto total 664,57 euros (aportados por Cáritas Española con el apoyo financiero del Gobierno autónomo de Murcia).

Mali

  • Apoyo a la seguridad alimentaria y nutricional de los hogares rurales vulnerables en las diócesis de Bamako, Kayes y Ségou en Mali. Presupuesto total: 3.086.299,62 euros, de los cuales 100.000 euros aportados por Cáritas Española.
  • Reforzar la resiliencia a la seguridad alimentaria a través de graneros de contingencia y el refuerzo de los medios de vida en 10 aldeas de los círculos de San y Tominian. Presupuesto total: 132.554,75 euros (aportados por Cáritas Española con el apoyo financiero del CAIB).
  • Asistencia a 502 hogares afectados por las inundaciones en las comunas de Dah y San, diócesis de San. Presupuesto total: 85.000 euros.
  • Asistencia a 250 hogares afectados por las inundaciones en Siribala, Ségou. Presupuesto total: 50.009 euros.

Níger

  • Asistencia de emergencia a 2.300 hogares desplazados, refugiados y de acogida víctimas de la inseguridad alimentaria y las consecuencias de la pandemia de COVID-19 en las regiones de Diffa, Maradi, Tahoua y Tillabéry. Presupuesto total: 679.847 euros, de los cuales 100.000 aportados por Cáritas Española).
  • Cáritas Burkina Faso destina 1.077.584 € a asegurar el acceso a alimentación sana frente a la escasez por las malas cosechas.
  • Cáritas Mali lucha por erradicar la pobreza e inseguridad alimentaria en las regiones de Kayer, Bamako y Ségou. En total atiende a 7.200 hogares para lo que cuenta con un presupuesto de 3.086.299 €.
  • Cáritas Níger ofrece alimentación básica a 1.080 familias rurales que sufren inseguridad alimentaria. El proyecto cuenta con un presupuesto de 250.000 €.
  • Para paliar los efectos del cambio climático, Cáritas Chad promueve el cultivo sostenible de arroz y otros productos hortícolas en la región de Tandjité. La ayuda destinada es de 176.905 €.
  • Cáritas Senegal trabaja para que las familias de Niagha y Podor tengan acceso a alimentos en cantidad suficiente. Su apoyo es de 283.394 €.

Acércate a la realidad en Mali

Necesitamos tu ayuda urgente, dona ahora