Campaña

Gracias a ti pueden elegir

Alimentación con autonomía y dignidad - En Cáritas queremos la mejor respuesta

 
El eco del grito de tantos hermanos y hermanas nuestros que, en diversas partes del mundo, no tienen el pan de cada día. Por otra parte, nos hace pensar en la enorme cantidad de alimentos que se desperdician, en los productos que se destruyen en la especulación con los precios en nombre del dios beneficio. Es una de las paradojas más dramáticas de nuestro tiempo, a la que asistimos con impotencia, pero, a menudo también con indiferencia, «incapaces de compadecernos antes los clamores de los otros, […] como si todo fuera una responsabilidad ajena que no nos incumbe.
Papa Francisco, Evangelii Gaudium, 54

 

 
Las familias no pueden cubrir las necesidades básicas por…

 

Trabajo precario y desempleo

  • Salarios bajos.
  • Desempleo de larga duración.
  • Prestaciones públicas insuficientes

Fragilidad humana

  • Redes familiares y sociales frágiles.
  • Enfermedades diversas.
  • Situaciones familiares complicadas.

Insuficiente protección social

  • Recortes en educación, sanidad, servicios sociales…
  • Disminución de las prestaciones públicas.

Difícil acceso a la vivienda

  • Insuficiente oferta de vivienda social.
  • Alquileres muy elevados.
  • Limitación al acceso por motivos de origen.
 
Esta situación genera pobreza y exclusión social

 

 

Necesidades

  • Alimentación y vestido
  • Vivienda.
  • Apoyo en suministros (luz, agua, gas…).
  • Ocio y cultura.
  • Redes de apoyo y relación.

 
El actual modelo se basa en ayudas en especie

 

 

  • Las familias no pueden elegir. Tienen que adaptar su alimentación a los productos disponibles.
  • No se pueden adaptar los menús según los gustos personales, las costumbres culturales o necesidades de salud.
  • Se corre el riesgo de desaprender: gestión del dinero, administración del presupuesto familiar, cómo cocinamos.
  • Se favorece la pérdida de la autonomía personal.

 

EN CÁRITAS QUEREMOS LA MEJOR RESPUESTA
ALIMENTACIÓN COMO DERECHO. EN JUSTICIA, FRATERNIDAD, LIBERTAD, AUTONOMÍA Y EN DIGNIDAD.

La apuesta de Cáritas pasa por las ayudas económicas

• Comprar donde siempre lo has hecho, manteniendo el comercio de proximidad.

• Elegir aquello que comes según los gustos personales, culturales, de salud, edad, etc.

• Mantener la responsabilidad y el hábito de administrar el presupuesto familiar.

• Cocinar y comer en familia, como espacio educativo, relacional.

• Fomentar la autonomía de las personas y que salgan del circulo de la dependencia.

• Evitar el despilfarro, fomentando la sostenibilidad alimentaria.

• Favorecer la creación de puestos de trabajo con proyectos inclusivos.

• Acompañar la protección de los derechos básicos.

 
¿Qué puedes hacer tú?

Con tu aportación económica permites que las personas que acompañamos puedan comprar como lo hacemos tú o yo.

DONA