Economía solidaria

Inserta Cádiz

Proyecto para la promoción de la persona y el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje de ropa usada.

Una visión rápida del proyecto

  • Quién lo lleva a cabo: Cáritas Diocesana de Cádiz
  • En qué consiste: Empresa de inserción para la promoción de la persona y el cuidado del medio ambiente a través del reciclaje de ropa usada.
Favorecemos la inserción laboral mediante actividades de reutilización y reciclaje de ropa.

Cáritas Diocesana de Cádiz, interpelada por las palabras del Papa Francisco en su Laudato Si, ha decidido dar un paso más en su acción social con la creación de una empresa de inserción que inserta personas a través del tratamiento del residuo textil que permita cumplir con los siguientes objetivos:

  • Sensibilizar sobre modelos de consumo responsable y sostenible.
  • Reutilizar la ropa donada con criterios de dignidad y transparencia.
  • Promover la creación de puestos de trabajo de inserción.

Si necesitas más información o tienes cualquier duda llámanos al 956 06 71 65 o 618 13 86 34 o escríbenos a textil.cdcadiz@caritas.es

Más información en insertacadiz.es

¿Qué hacemos con la ropa?

En Cáritas nos aseguramos de reciclar y reutilizar la ropa que dones de una forma ética y solidaria. Este es el proceso que seguimos:

En los contenedores puedes depositar prendas de vestir, zapatos, complementos, ropa de cama, de baño, todo en bolsas cerradas.

En Cáritas Diocesana de Cádiz te invitamos a utilizar los contenedores como una actividad solidaria que ayuda a cuidar el medio ambiente y además ayuda a personas en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social.

Cáritas Diocesana de Cádiz ha consolidado la recogida de las donaciones de ropa a través de los 64 contenedores distribuidos en los municipios de la Diócesis. Éstos han acercado la reutilización del textil a la población y, al mismo tiempo, ha permitido conseguir los objetivos sociales, laborales y medioambientales que Cáritas persigue para favorecer a las personas que se encuentran en mayor vulnerabilidad.

En 2020 el volumen de ropa recogido alcanzó más de 200.000 kg.

Un equipo de Cáritas, formado por las personas que ocupan los puestos de inserción, recogen, de forma periódica, la ropa para trasladarla al punto de almacenaje previo a su envío a la planta de tratamiento.

Finalmente, se procede a la clasificación de cada prenda según su estado y permitir así su reutilización. Todo el proceso está realizado por personas en situación de dificultad o exclusión social.

Conoce la ubicación de nuestro contenedores: