Cooperación

Reducción de casos de tortura en Congo y asistencia a víctimas

Trabajamos para detectar los casos, tratar a los afectados y promover un cambio legislativo.

Una visión rápida del proyecto

  • Quién lo hace: Cáritas Bukavu.
  • En qué consiste: Refuerzo de capacidades de las organizaciones de la sociedad civil, de los agentes de la administración pública y del orden con la finalidad de reducir los casos de tortura y otros tratamientos crueles, inhumanos y degradantes y de proveer una asistencia global a las víctimas.
  • A quién va dirigido:
    • 2.500 víctimas de actos de tortura, tratamientos crueles, inhumanos y degradantes.
    • 784 miembros (65% hombres y 35% mujeres) de los comités locales de organización comunitaria o CLOCS.
    • 125 miembros del personal sanitario.
    • 28 organizaciones de la sociedad civil
  • Zona de intervención:
    • 98 pueblos aislados de Kivu del Sur con una población total de 344.062 habitantes en el territorio de Bukavu. Son habitantes de zonas aisladas y con una alta tasa de violaciones de los derechos.
  • Presupuesto total: 1.184.580,71 €.

Contexto

La Misión de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo -MONUSCO- ha registrado más de 52 grupos armados en la región de Kivu del Sur. Dicha región vive una batalla continua por el control de las minas de coltán, oro, yacimientos de cobre y otras riquezas naturales. Para acceder a estos recursos los actores en liza perpetran numerosas violaciones de los derechos humanos, que entrañan muchas veces actos de tortura y tratamientos crueles, inhumanos y degradantes.

Desde 2013, a través del sistema de monitoreo de protección puesto en marcha por Cáritas Bukavu con el apoyo de Cáritas Española, se han registrado cerca de 1.000 casos de tortura y tratamientos crueles, inhumanos y degradantes. Pero podrían ser mucho más, debido a la renuencia de las víctimas a denunciar.

De estos casos sólo el 11% han recibido un tratamiento médico adecuado. Dicha cifra tan baja se explica porque el servicio médico es de pago y por la ausencia de estructuras apropiadas.

Los ejemplos de estas torturas y tratamientos inhumanos más frecuentes son el uso de la violencia en barreras ilegales o mercados, para obligar a la población a pagar impuestos y tasas ilegales, arrestos arbitrarios, torturas en prisión y violencia sexual y explotación de las mujeres en los lugares de detención.

La ignorancia de las comunidades acerca de sus derechos y de los mecanismos de protección y reivindicación acrecienta las violaciones de los derechos humanos.

Cómo trabajamos

Dimensión preventiva: los llamados CLOC o Comités Locales de Organización Comunitaria son reforzados en sensibilización a la población y a la sociedad civil sobre la incidencia de la tortura y sus consecuencias. Una vez reforzados, también son acompañados por la Cáritas local en la realización de las primeras sesiones. Esta sensibilización crea un entorno favorable en la comunidad que permite abordarlo también con los agentes del orden y con los actores políticos, pues éstos son muchas veces los responsables directos o indirectos de estos comportamientos.

Dimensión curativa: el acompañamiento sanitario a las víctimas se realizará mediante una alianza con las autoridades sanitarias locales; el acompañamiento psicosocial, se realizará mediante mecanismos de apoyo comunitarios; el acompañamiento psicosocial se realizará por los CLOC que recibirán para ello un apoyo estrecho por las Cáritas.

Dimensión legislativa: promover el desarrollo legislativo contra la tortura en la República Democrática del Congo tanto a nivel provincial como nacional.

Qué hacemos

Actividades relacionadas con la prevención y la detección de casos de tortura y de tratamientos inhumanos.

  • Formación del personal sanitario en tratamiento en casos de tortuta.
  • Formación al personal de los CLOC sobre estrategia de sensibilización en materia de lucha contra la tortura y los tratamientos crueles, inhumanos y degradantes.
  • Creación y diseño de materiales para la sensibilización.
  • Acompañamiento a los CLOC para la realización de estas sesiones de sensibilización.
  • Mesas redondas con participación de actores armados, autoridades locales y miembros de la sociedad civil.
  • Tribunas públicas de expresión en materia de tortura.

Actividades relacionadas con la dimensión curativa.

  • Provisión de un kit de pequeña cirugía a las infraestructuras sanitarias de las zonas de intervención.
  • Formación del personal sanitario de dichas zonas en el tratamiento médico de los casos de tortura y violencia.
  • Incidencia por los CLOC para que el personal sanitario pueda acceder a los lugares de detención.
  • Derivación por los CLOC de los casos de tortura a las estructuras sanitarias.
  • Contratación de psicólogos especializados,.
  • Formación continua a los CLOC en acompañamiento psicosocial.
  • Puesta en marcha de grupos de ayuda mutua entre víctimas de violencia.

Actividades relacionadas con el desarrollo legislativo.

  • Concertación con los actores de la sociedad civil para la redacción de una propuesta de edicto provincial que desarrolle medidas para la aplicación efectiva de la legislación contra la tortura.
  • Acciones de incidencia a nivel provincial y nacional, para desarrollar medidas de aplicación efectiva de la legislación contra la tortura.

Si quieres apoyar este y otros proyectos de cooperación internacional, dona ahora.