Cooperación

Guatemala: reconstrucción y ayuda humanitaria

Una visión rápida del proyecto

  • En qué consiste: ayuda humanitaria a la familias afectadas por los efectos de la erupción volcánica en junio de 2018.
  • Qué persigue el proyecto: reubicación y creación de condiciones dignas de alojamiento para que las familias afectadas tengan acceso a energía eléctrica; agua, saneamiento y alcantarillado y puedan vivir seguras y salvo de otros desastres.

Necesidades de la población

Durante el primer año los esfuerzos se centraron en garantizar las condiciones de habitabilidad de las familias y en la construcción de nuevas viviendas.

A partir de este momento, surgen nuevas necesidades que deben ser atendidas, ya que la reubicación se ha realizado en un lugar urbanizado (zona más segura fuera de las laderas del volcán, que está catalogada como “zonas de riesgo”), en un contexto muy diferente al área de procedencia de las familias, cuyos medios de vida estaban ligados principalmente a la agricultura.

Hay que garantizar, por lo tanto, la adaptación de las familias, la reestructuración del nuevo tejido social y organización comunitaria, así como las condiciones de sostenibilidad económica.

Existen también algunas familias que voluntariamente han decidido regresar a la zona de riesgo. En este caso les apoyamos con el restablecimiento de sus medios de vida y la seguridad alimentaria, la capacitación en gestión integral de riesgos en caso de nuevas emergencias que requieran rápida evacuación, así como la sensibilización sobre la necesidad de reubicación en lugares seguros, lo que implica mayor movilización de recursos e inversión para la construcción de nuevas viviendas.

Actuaciones

Por un lado, está pendiente la construcción de las ultimas 15 viviendas comprometidas por los fondos del llamamiento de emergencia y la reubicación de las correspondientes familias.

El proceso de reubicación de las familias conlleva un protocolo de acompañamiento para garantizar que se adaptan a sus nuevas condiciones. Para ello, se está apoyado a las familias en dos aspectos:

  • Por un lado en la capacitación en nuevas actividades generadoras de ingresos: formaciones técnico-profesionales en diversas áreas.
  • Y, por otro lado, se está dando acompañamiento y asesoría en búsqueda de oportunidades de empleo, apoyo psico-social, seguimiento de la educación formal de niños, niñas y adolescentes, dotación de alimentos a las familias con más carencias y jornadas médicas.

A nivel institucional, con el objetivo de fortalecer la capacidad de respuesta de la Caritas de Guatemala ante emergencias, la Oficina Nacional ha gestionado un Diplomado en “Preparación e intervención para la respuesta en los niveles locales en gestión integral del riesgo de desastres” que está avalado por la Universidad de Occidente y la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (CONRED) con una duración de 6 meses (entre marzo y agosto de 2019). En la formación están participando un total de 20 personas de 10 Caritas Diocesanas.

Tras esta formación se pretende generar equipos y protocolos de Gestión Integral de Riesgos a nivel local y comunitario, de forma alineada con los protocolos establecidos por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala.

Conoce en detalle toda la actividad realizada por Cáritas en la emergencia por la erupción volcánica:

¿Te gusta el proyecto? Si quieres apoyar este y otros, dona ahora