Acción social07 Junio 2019

Una “fila cero” para sensibilizar sobre derechos laborales en el campo

Cáritas Lleida ha llevado a cabo una novedosa acción de concienciación sobre las vulneraciones de derechos que sufren los temporeros. Jordi Guerrero, técnico de esta Diocesana, nos habla de ella en una entrevista que os invitamos a leer.

Jordi Guerrero, técnico de Cáritas Lleida, nos cuenta la experiencia que su Diocesana ha llevado a cabo para denunciar las vulneraciones en los derechos laborales de las personas que trabajan en el sector agrario de la provincia y sensibilizar a la población sobre este problema, que desafortunadamente es bastante frecuente en el campo español.

Cuéntanos brevemente en qué consiste la experiencia

A raíz de del estudio “Vulneraciones de derechos laborales en el sector agrícola, hostelería y empleos del hogar” que publicó Cáritas el año pasado, pensamos en la idea presentar este informe, adaptado a la realidad de Lleida, más encarada al trabajo agrícola con el objetivo de sensibilizar a la población en general y denunciar las vulneraciones en los derechos laborales.

Antes que una rueda de prensa pensamos en una presentación participativa, creando una “fila 0”, para personalidades representativas de Lleida de diferentes ámbitos relacionados con el tema agrícola y temporeros. A esta fila, compuesta por un máximo de cinco personas, se les proporcionaba al final de la exposición entre 5-10 minutos para poder realizar las preguntas sobre aquello que no les había quedado claro. Después, podían exponer qué ideas tenían y qué acciones pensaban que se podían llevar a cabo respecto el tema de vulneración de derechos laborales.

Se invitó a esta “fila 0” al director del Departamento de Bienestar y Familia de la Generalitat de Catalunya, a un miembro del Colegio de Abogados de Lleida, a otro miembro del Colegio de Periodistas, al responsable del sindicato agrario “Unió de pagesos” y a un representante del Ayuntamiento de Lleida.

Después contactamos con la Coordinadora de Entidades Sociales para que hiciera la difusión sobre la exposición a todas aquellas entidades, sindicatos, colegios profesionales, etc., que tuvieran algún tipo de relación con los temporeros y el sistema agrario. Hilde Daems, técnica de Cáritas Española, fue la persona encargada de trasladar la información recogida en el informe y aclarar dudas a los asistentes.

¿De dónde ha surgido la idea? ¿A qué necesidad queríais dar una respuesta?

La idea surgió del Equipo Directivo de la Comisión Permanente que, tras leer el informe sobre vulneración de derechos laborales y siendo sensibles a esta realidad, idearon una forma de trasmitir el contenido de dicho informe, adaptándolo a la realidad de Lleida y con la pretensión de proveer de más elementos para concienciar a las Administraciones y la sociedad civil.

¿Cómo esta buena práctica ha provocado un cambio en el acceso a los derechos de las personas que acompañamos? ¿Cómo ha prevenido la vulneración de los derechos laborales?

Esta buena práctica provocó una gran difusión sobre la realidad de los temporeros y las vulneraciones de sus derechos, y como mínimo, abrió debates.

¿De dónde habéis sacado los recursos?

Los recursos fueron mínimos y todos provinieron de Cáritas Diocesana de Lleida.

¿Qué planes tenéis para el futuro?

Crear espacios de dialogo sobre temas que afecten a la vulneración de los derechos de las personas; aplicar la fórmula antes descrita y buscar nuevas fórmulas que lleguen a la población en general para evidenciar luces y sombras en todo lo referente a derechos.

¿Qué mensaje tenéis para otras Cáritas Diocesanas que quieren duplicar esta buena práctica?

Esta experiencia es cien por cien recomendable, tanto para la reflexión dentro de la propia Cáritas, como para el enriquecimiento que supone poder compartirlo con otras entidades con puntos de vista diferentes.